Proceso por el cual los cartuchos ink-jet vacíos, se reciben de los clientes, son revisados técnicamente, se someten a un proceso de limpieza con ultrasonido, posteriormente son llenados al vacío con tinta genérica de óptima calidad para finalmente ser empacados protegiendo las boquillas de salida de tinta y circuitos electrónicos, posteriormente se devuelven a los clientes.

 

BENEFICIOS ECONÓMICOS: Con la recarga de los cartuchos de tinta, las empresas pueden obtener una reducción importante (entre el 60% y el 80%) de los costos de impresión, con respecto a los cartuchos de tinta originales.

 

 

BENEFICIOS ECOLÓGICOS: Con la reutilización de los cartuchos de tinta por varios ciclos,  evitamos la fabricación de nuevas unidades, para lo cual se utilizan sustancias altamente contaminantes que afectan de manera considerable le medio ambiente.